Predicciones de la llegada de Cristo

      No hay comentarios en Predicciones de la llegada de Cristo

Isaías 4:2
Aquel día el Renuevo del SEÑOR será hermoso y lleno de gloria, y el fruto de la tierra será el orgullo y adorno de los sobrevivientes de Israel.

Isaias 9:6 Porque un niño nos ha nacido, un hijo nos ha sido dado, y la soberanía reposará sobre sus hombros; y se llamará su nombre Admirable Consejero, Dios Poderoso, Padre Eterno, Príncipe de Paz. 7 El aumento de su soberanía y de la paz no tendrán fin sobre el trono de David y sobre su reino, para afianzarlo y sostenerlo con el derecho y la justicia desde entonces y para siempre. El celo del SEÑOR de los ejércitos hará esto

Isaías 11:1 Y brotará un retoño del tronco de Isaí, y un vástago de sus raíces dará fruto.

Isaías 32:1
He aquí, un rey reinará con justicia, y príncipes gobernarán con rectitud.

Isaías 42:6
Yo soy el SEÑOR, en justicia te he llamado; te sostendré por la mano y por ti velaré, y te pondré como pacto para el pueblo, como luz para las naciones,

Isaías 52:13
He aquí, mi siervo prosperará, será enaltecido, levantado y en gran manera exaltado.

Isaías 53
1¿Quién ha creído a nuestro mensaje? ¿A quién se ha revelado el brazo del SEÑOR? 2 Creció delante de El como renuevo tierno, como raíz de tierra seca; no tiene aspecto hermoso ni majestad para que le miremos, ni apariencia para que le deseemos. 3 Fue despreciado y desechado de los hombres, varón de dolores y experimentado en aflicción; y como uno de quien los hombres esconden el rostro, fue despreciado, y no le estimamos.…

Jeremías 29:11
Porque yo sé los planes que tengo para vosotros–declara el SEÑOR– “planes de bienestar y no de calamidad, para daros un futuro y una esperanza.

Jeremías 33:14
He aquí, vienen días–declara el SEÑOR– “en que cumpliré la buena palabra que he hablado a la casa de Israel y a la casa de Judá.

Jeremías 33:15
En aquellos días y en aquel tiempo haré brotar de David un Renuevo justo, y El hará juicio y justicia en la tierra.

Ezequiel 21:27
A ruina, a ruina, a ruina lo reduciré; tampoco esto sucederá hasta que venga aquel a quien pertenece el derecho, y a quien yose lo daré.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

+ 59 = 60